Las pequeñas arqueólogas de Ars Vivendi donan al Ayuntamiento los pequeños fragmentos de vidrio y restos ornamentales hallados en el terreno que ocupara la antigua fábrica

31.07.2018

  • Una pequeña cabeza perteneciente al remate de una botella de lujo que ya figura en un catálogo de 1886, es la pieza más destacada entre las localizadas gracias a la simpática “campaña de excavación” seguida a iniciativa de diecisiete escolares que añadieron así interés a la intensa actividad seguida en la Escuela de Verano desarrollada este mes de julio en la Casa de Cultura

 

  • La Concejal de Educación y Cultura, Encarnación Robles, agradeció personalmente el gesto de estos menores, entregándoles un diploma con el que se deja constancia “del orgullo que supone para un municipio que sus jóvenes sean conscientes del valor de su herencia cultural”

 

Al término de la Escuela de Verano Ars Vivendi, el balance no puede resultar más sobresaliente. Si cada semana las decenas de participantes se superaron en creatividad y en su afán por desarrollar una capacidad artística que les hizo tocar todos los palos, música, teatro, danza, diseño y hasta circo, a la labor desarrollada en las aulas se suma ahora también el resultado de unos ‘recreos’ que hicieron del patio interior de la Casa de Cultura de Valdemorillo un pequeño “campo de excavación” en el que rastrear parte del pasado local, siguiendo la pista, más en concreto, de la importancia que tuvo la fábrica Giralt Laporta, cuyo hornos se situaban tantas décadas atrás justo en este lugar. Y es que convertidas en auténticas arqueólogas, 16 de las alumnas de esta edición de Ars Vivendi, y también un compañero, Gabriel García, descubrieron la existencia de pequeños fragmentos de vidrio procedentes de los restos de la producción fabril que se prolongó entre 1917 y 1936.

Conscientes del posible origen de los primeros vestigios hallados, al haber participados algunas de estas niñas en una de las visitas guiadas de la denominada Ruta de la Piedra, el grupo, formado por Helena Isabel Machado, Daniela García, Paula Martínez, María Vera García, Elisa Pardo, Alba Madrona Zaria García, Carla Mayoral, Laura Moreno, Zoe Marco, María Añón, Silvia Morales, Paula Moreno, Carla Madrona y Valeria Barrates, además del ya citado Gabriel, optaron por entregar al Ayuntamiento los curiosos trozos de vidrio ya procesado, de diversos colores, que fueron encontrando a lo largo en las últimas semanas, entre los que cabe destacar una pequeña cabeza, perteneciente al remate de una botella de lujo que ya en 1886 figuraba en catálogo en relación a la producción seguida en Barcelona, pero de la que no se tenía constancia hasta el momento que también se produjera en Valdemorillo.

Y el gesto, de gran significado y valor “para el conjunto de nuestro pueblo” ha sido premiado por la Concejal de Educación y Cultura, Encarnación Robles, quien para subrayar más el reconocimiento a esta acción quiso hacer entrega personalmente de los respectivos diplomas, “para dejar así constancia del orgullo que supone para un municipio que sus jóvenes conozcan, comprendan y valoren una herencia cultural que ellos mismos continúan haciendo especialmente valiosa”.

En cuanto a las piezas entregadas tras esta peculiar “campaña”, éstas lucen ya con su correspondiente cartela en una de las vitrinas del pequeño museo instalado en la Chimenea Vulcano, uno de aquellos hornos que se alza como testimonio, también emblema, del pasado industrial de eta villa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Más recientes
Please reload

Archivo
Please reload

​​​Contáctanos

Plaza de la Constitución nº1 

Valdemorillo - 28210 - 

Madrid - ESPAÑA

Tel: 91 897-73-13| Fax: 

Síguenos

  • w-facebook
  • Twitter Clean

© 2023 por Ayuntamiento de Valdemorillo