La ilusión echó a volar en un Mercado Medieval lleno de animación, variedad y sorpresas

11.09.2018

La exhibición de aves sumó uno de los momentos más espectaculares entre las numerosas actividades organizadas para dar aún mayor colorido y contenido a los tres días en los que decenas de paradas desplegaron su amplia oferta por Ramón Gamonal y Balconcillos, calles también convertidas en escenario para el teatro de títeres, taller de danza, pasacalles y artísticos espectáculos de fuego

 

 

No todos los días una cría de águila imperial sobrevuela a los más peques, posándose en más de una cabeza, pero la escena se repitió esta vez en esa Plaza de la Iglesia donde las rapaces se dejaron ver, echando incluso a volar para deleite del numeroso público congregado para seguir la exhibición que, aplazada hasta el domingo por culpa de la amenaza de lluvia, finalmente “batió alas” para entusiasmar a todos, desde los niños y niñas especialmente expectantes a los adultos. Porque con todos se contó y, bien de pie o incluso tumbados, muchos de los espectadores se dejaron literalmente sobrevolar por la ilusión de formar parte del momento. El cernícalo, también el búho y demás ejemplares, tan vistosos como difíciles de tener tan cerca de la vista, más aún, de la mano, formaron parte de esta particular demostración con la cetrería de protagonista y el asombro como aval de la emoción que despertó la propuesta.

 

Un complemento, sin duda de los más singulares, pero no el único programado para avivar la animación del Mercado Medieval que retornó a Valdemorillo, con sus múltiples ofertas, su colorido y originalidad. Prolongándose en más de una treintena de paradas, abarcando dos de las calles más céntricas del municipio, Ramón Gamonal y la emblemática Balconcillos, fue tiempo donde encontrar de todo sin dejar de disfrutar entre pasacalles, también espacio por el que se daba paso a la danza oriental, se redescubrían tableros para los juegos populares y los títeres hacían de las suyas en un teatro que, en sus distintos pases, caló en los más peques, provocando desde la sorpresa al aplauso. Y además, para que hasta la noche tuviera su brillo especial, tampoco faltaron los espectáculos en los que el fuego se presenta como artístico elemento, evolucionando al son de la música, en las manos más hábiles para hacerlo forma, movimiento, sensaciones… Y mientras, las prendas, las tallas de madera, la bisutería más singular,… y algún bocado porque los puestos aglutinaron una edición más esa ocasión de disfrutar de la calle como escenario para la Fiesta, esa fiesta que tiene en la afluencia de público su verdadero sentido, aspecto especialmente defendido por el Ayuntamiento, que precisamente contribuyó, a través de la Concejalía de Desarrollo Local y Festejos gestionada por Nino Gil Rubio a añadir motivos en la agenda, como el de la ya citada exhibición de aves, para que no se dejara de visitar este particular mercadillo en sus tres días para el encuentro y la diversión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Más recientes
Please reload

Archivo
Please reload

​​​Contáctanos

Plaza de la Constitución nº1 

Valdemorillo - 28210 - 

Madrid - ESPAÑA

Tel: 91 897-73-13| Fax: 

Síguenos

  • w-facebook
  • Twitter Clean

© 2023 por Ayuntamiento de Valdemorillo